Las Retenciones son sinónimo de Limitaciones

Ing. G. Oliverio. FPC / Lic. G. López. Agritrend SA


Es claro que Argentina 2029/2030 nos debería encontrar cercanos al potencial de producción de granos que planteáramos en nuestro News anterior, donde en el País podríamos sembrar casi 45 millones de has, incluyendo el doble cultivo, en aproximadamente 39-40 millones de hectáreas realmente ocupadas y con una producción total cercana a 174 millones de toneladas.


Para que todo esto pueda ocurrir planteamos en nuestro anterior informe que debería estar despejada entre otras limitantes la existencia de Derechos de Exportación o Retenciones que hoy condicionan seriamente el crecimiento y a la vez deberemos resolver algunas limitantes relevantes desde lo productivo y lo comercial.

En los temas del sistema de producción hay tres áreas relevantes de trabajo para pensar en la Sustentabilidad del mismo y ellas son:


-Volver a crecer nuevamente en el área destinada a Siembra Directa, que ha retrocedido en los últimos años en algunas zonas, producto de los mayores costos de fitosanitarios y fertilizantes y en algunas áreas debido al problema de malezas resistentes a algunos herbicidas, será un tema central a lograr.


Es sin dudas a través de la Siembra Directa y la adecuada rotación de cultivos en Intensidad y Diversidad que lograremos mejorar la eficiencia del uso del agua (principal limitante productiva en la agricultura argentina) y resolver si existieran problemas de erosión.


-Un segundo tema relevante es la reposición adecuada de Nutrientes al suelo a través de la Fertilización de cultivos en los distintos sistemas de producción. En octubre de 2021 el Dr. Fernando García nos planteaba en el News de la FPC la necesidad de manejar responsablemente los nutrientes a través de la elección de las fuentes, dosis, momento y formas correctas de aplicación de fertilizantes.


Los 5,3-5,6 millones de Tn de fertilizantes utilizados en las últimas dos campañas, según datos de Asociación Civil Fertilizar, solo alcanzan para reponer entre el 50 y 60 % en el mejor de los casos de la extracción de fósforo y nitrógeno de los cultivos en la actualidad, para 35-36 millones de hectáreas sembradas y 130-140 millones de Tn de producción, por lo que sin dudas estamos muy lejos de encontrarnos con un uso racional y sustentable de los nutrientes en los actuales sistemas de producción agrícolas.


-Un tercer tema relevante en Argentina tiene que ver con la disponibilidad de mejor genética fundamentalmente en Trigo/Cebada y Soja, que hoy no reconocen económicamente a los criaderos y semilleros, por la inexistencia de una ley de semillas moderna o por un el sencillo cumplimiento de un contrato de pago de regalías entre privados (productores y empresas proveedoras de material genético). En septiembre de 2021 publicamos un informe en el News de la FPC que planteaba que solo en Soja, el no respetar la propiedad intelectual en semillas en Argentina tiene un costo anual de 3,3 mil millones de dólares, al no ingresar algo más de 6,5 millones de toneladas al circuito comercial por un menor progreso genético que el logrado en Brasil y USA que sí, reconocen económicamente a los Criaderos y Semilleros.


La gran diferencia es que: por cada dólar invertido en mejoramiento genético en soja en Argentina, se Invierten 3 en Brasil y 5 en USA, en relación a las hectáreas que siembra cada País.


A estos temas debemos seguir sumando la utilización de buenas prácticas agrícolas en todo el proceso productivo y adaptándonos a las nuevas tecnologías disponibles en búsqueda de una mayor eficiencia económica y productiva.


Sin dudas la infraestructura actual de caminos, transportes, almacenaje, acceso a puertos y plantas de procesamiento es deficitaria en muchos casos y nos lleva a sobrecostos innecesarios.


El plantearnos 174 millones de toneladas al 2029-2030 requiere de cambios estructurales rápidos que nos permitan poder comercializar lo producido y tratar de minimizar cuellos de botella que no hacen más que elevar los costos finales.