A pesar de todo, un nuevo récord de aporte de divisas del campo


Con algo más del 50% de la soja cosechada y casi 40% del maíz, estamos cerrando una mediocre campaña 2020/2021 desde lo productivo y un récord desde el aporte de divisas por exportaciones.

Con algo más del 50% de la soja cosechada y casi 40% del maíz, estamos cerrando una mediocre campaña 2020/2021 desde lo productivo (124 mill de Tn aproximadamente) y un récord desde el aporte de divisas por exportaciones (36 mil millones de dólares) y por lo tanto de ingresos por Derechos de Exportación al Fisco (DEX o las mal llamadas retenciones), que sumarían solo por el complejo granos 8.600-9.000 millones de dólares.


El fenomenal crecimiento de los precios internacionales observados en los últimos meses tiene que ver por un lado con la sostenida demanda asiática (China centralmente) que no afloja y por el otro con la crisis de oferta producida por menores rendimientos de USA, Brasil y Argentina dadas las condiciones climáticas en cada país.


El inicio de la siembra Americana por otro lado no ha sido muy favorable hasta hoy y los pronósticos climáticos que aparecen para los próximos tres meses marcan condiciones difíciles para alcanzar rendimientos muy elevados. Esto podría generar aún un mercado más caliente para los próximos meses.


En el medio de este inesperado viento de cola en Argentina estamos por iniciar la siembra de Trigo con excelentes precios de futuro por un lado y amenazas de aumento de los DEX por otro, algo que sin dudas no ayuda a la decisión de crecer en área y tecnología a aplicar.


En el Seminario de la Fundación del pasado 29 de Abril planteamos claramente el potencial de producción presentado hace 4 años que permitiría alcanzar al 2027 en el complejo granario, 160 millones de Tn y volvimos a destacar las principales limitantes para poder lograrlo, que confluyen en contar en la Argentina de hoy con PREVISIBILIDAD no solo desde el punto de vista económico sino también político.


El continuo cambio de las reglas del juego, la conflictividad gremial creciente en transportes, puertos, fábricas, etc., las amenazas de aumento de los DEX y restricciones para exportar, entre otros temas, no ayudan en nada para poder lograr un nuevo récord de producción y de ingresos por exportaciones para la próxima campaña.


El país necesita ingresar dólares, generar previsibilidad y confianza para lograr Inversiones que están demoradas. Con ello viene la generación de empleo genuino y la disminución de la pobreza.